divendres, 5 de juliol de 2013

Adèu...






Una parte de nuestros corazones saltó con Mireia y echó a volar con ella. La vida sigue para nosotros, pero con una pequeña cicatriz que siempre nos la recordará.


Que allí donde esté, haya encontrado la paz.

dimecres, 3 de juliol de 2013

Mireia...





A todos "nos superan" la emociones o situaciones difíciles de vez en cuando. Pero ¿qué situación puede llegar a hacer que una joven de apenas dieciocho años se quite la vida?



Es una cosa que se oye comentar y siempre da escalofríos. Pero esta vez nos ha tocado muy de cerca: Mireia, una amiga de mi hija Marina, se ha suicidado.



No hay palabras para expresar lo que se siente en estos momentos. No hay palabras para poder decir a unos padres y hermana, que nunca podrán superar ...el vacío que quedará en sus vidas desde hoy.



Nada se puede decir a unos amigos que, incrédulamente, mañana acudirán al tanatorio a despedir a una amiga, compañera, "colega"... que no volverá a compartir con ellos ni un segundo más. Por decisión voluntaria.



Nunca tendré claro si hay que ser muy valiente o todo lo contrario.


Lo que sé es que, como madre, intento ponerme en el lugar de los padres... y se me parte el corazón.



Adèu, Mireia... Que trobis el que t'ha mancat aqui...