dissabte, 26 de febrer de 2011

Dos clases de hombres


- Los que pasan la vida soñando
y los que dan vida a sus sueños
- Los que sueñan con logros
y los que logran sus sueños
- Los que siguen las huellas
y los que las dejaron
- Los que ven para poder creer
y los que creen antes de ver
- Los que te pisan al subir
y los que suben a ayudar
- Los que te dan confianza
y los que te la quitan
- Los que dan sin pedir a cambio
y los que te piden el cambio
- Los que escogen una de dos
y los que toman las dos
- Los que se asoman por la ventana
y los que se salen por ella
- Los que hacen, se reproducen y mueren
y los que nacen, producen y nunca mueren...
                               (Recogido de un blog anónimo)

Carta de Amor de un marido a su esposa...

 
Estimada Esposa: Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vinculo matrimonial.

A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario(...)(...)y  tener listos todos los escritos antes de la comparecencia  ante el tribunal.

Como veras, he dividido la lista en dos partes.

Básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tu.

Para cualquier duda o comentario, ya sabes que puedes llamarme al teléfono de la oficina (de ocho a cuatro) o al móvil (hasta las once) y estaré encantado de repasar la lista contigo.

COSAS QUE DESEO CONSERVAR:

- La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina.
- El leve rastro de perfume que quedo flotando en el ascensor una mañana, cuando te bajaste en la segunda planta, y yo aun no me atrevía a dirigirte la palabra.
- El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.
- La mancha de rimel que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos.
- La promesa de que yo seria el único que besaría la constelación de pecas de tu pecho.
- El mordisco que deje en tu hombro y tuviste que disimular con maquillaje porque tu vestido de novia tenia un escote de palabra de honor.
- Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra luna de miel en Londres.
- Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos. (También las horas que pase simplemente soñando o pensando en ti)

COSAS QUE PUEDES CONSERVAR TU:

- Los silencios.
- Aquellos besos tibios y emponzoñados, cuyo ingrediente principal era la rutina.
- El sabor acre de los insultos y reproches.
- La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado de la cama estaba vacío.
- Las nauseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en tu ropa.
- El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el baño a hablar por teléfono con él.
- Las lagrimas que me trague cuando descubrí aquel arañazo ajeno en tu ingle.
- Jorge y Cecilia... Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a tener.

Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro matrimonio (el coche, la casa, etc) solo comunicarte que puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo solo son eso: Objetos.

Por ultimo, recordarte el nº de teléfono de mi abogado (.......) para que tu letrado pueda contactar con él y ambos se ocupen de presentar el escrito de divorcio para ratificar nuestro convencimiento.

Afectuosamente,


Roberto.


 
NOTA: Ganadora del III Concurso Antonio Villalba de Cartas de Amor. Si deseas reenviarlo, no modifiques ni borres, hazlo tal cual lo recibes. Gracias.

Táctica y estrategia...





Mi táctica es mirarte,
aprender como sos
quererte como sos.
Mi táctica es hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.
Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no se cómo ni
con que pretexto
pero quedarme en vos.
Mi táctica es ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos simulacros
para que entre los dos
no haya telón o abismos.
Mi estrategia es en cambio
mas profunda y mas simple
Mi estrategia es
que un día cualquiera
no se como ni
con que pretexto
por fin... me necesites
                                                                 - Mario Benedetti

divendres, 25 de febrer de 2011

Limpia si debes...


Recuerda...

Una capa de polvo protege la madera debajo...

Una casa se transforma en un hogar cuando puedes escribir 'Te amo' sobre los  muebles...

Antes solía pasar un montón de horas cada fin de semana haciendo que las cosas estuvieran perfectas 'por si venia alguien', hasta que me di cuenta que nadie 'venía' porque ¡todo el mundo estaba viviendo la vida y divirtiéndose!

Ahora, cuando viene alguien, no tengo que explicar en que condiciones está mi casa: Están más interesados en escuchar las cosas que he estado haciendo mientras vivo la vida y me divierto.

Por si no te diste cuenta...

La vida es corta... hay que disfrutarla.

Limpia si debes...
Pero no sería mejor pintar un cuadro o escribir una carta,  hacer galletitas o un pastel, pasarle la lengua a la cuchara o plantar una semilla, reflexionar sobre la diferencia entre querer y necesitar?

Limpia si debes...
Pero no hay tanto tiempo... con toda la cerveza para tomar, ríos para nadar y montañas para escalar, música para escuchar y libros para leer, amigos para querer y VIDA PARA VIVIR.

Limpia si debes...
Pero el mundo está allá afuera, con el sol que te da en los ojos, el viento en tus cabellos,  la nieve que cae, un chaparrón, este día que no volverá de nuevo. ...

Limpia si debes...

Pero ten en cuenta que la vejez llegará y cuando te toque irte, tú mismo te convertirás en polvo!