dimarts, 9 de desembre de 2008

Aborígenes, pero no tontos



Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia, se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles. Inmediatamente llamaron a un nativo (los indígenas australianos eran extremadamente pacíficos) y le intentaron preguntar mediante señas. Al notar que el indio siempre decía "Kan Ghu Ru" adoptaron el vocablo ingles "kangaroo" (canguro) para designar al animal.




Los lingüistas determinaron tiempo después el significado de la frase pronunciada por el indígena, el cual era muy claro, quería decir "No le entiendo".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada