dilluns, 21 de maig de 2007

¿SALTO?

¿Cómo se sentiría cualquier persona si, por causas ajenas a su voluntad, es decir, un problema de salud (léase un desajuste de la tiroides) en dos años se engorda veinticinco quilos sin hacer nada extraordinario y, un vez solucionado el problema hormonal (aparte de los daños "colaterales" que hayan podido surgir), el médico le dice que esos quilos únicamente puede perderlos haciendo una estricta dieta?


¿Cómo se sentiría cualquier persona si, además, dentro de los daños "colaterales" citados, se le ha acentuado una depresión que viene padeciendo desde hace más de diez años?


¿Cómo se sentiría cualquier persona si, por el maldito sobrepeso involuntario y la depresión (que tampoco es voluntaria, lo puedo garantizar), su pareja se va cansando de darle apoyo y de aguantar su falta de motivación y de ánimo?


¿Alguien puede entender ahora que me encuentre al borde del abismo a un paso de dar el salto al vacío?


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada